VOLCAN LANIN, VOLCAN VILLARRICA. ANDES DE CHILE - ARGENTINA

El Lanín es un estratovolcán. De una altura de 3.776 metros sobre el nivel del mar, no registra actividad desde el siglo XVIII, no obstante este Estratovolcán se encuentra incluido en el cinturón de fuego del Pacífico.

Se encuentra en el límite entre Argentina y Chile, y casi tres cuartas partes de la montaña pertenecen al territorio argentino. En Argentina se encuentra en el Parque Nacional Lanín, entre los lagos Paimún y Huechulafquen al Sur y Tromen al Norte, y la parte chilena está incluida en el Parque Nacional Villarrica.

Presenta grandes glaciares en su cara Sur. Los de su cara norte eran visibles hasta los años 1980, pero actualmente están casi completamente fundidos.

Su ascenso es relativamente sencillo por la cara Norte, practicándose desde el acceso al Lago Tromen, sobre el Paso Internacional de Mamuil Malal que une las ciudades de Curarrehue (Chile) con Junín de los Andes (Argentina), no obstante han ocurrido numerosas muertes que se han debido en su gran mayoría a la falta de responsabilidad y precaución por parte de los montañistas. El ascenso al mismo se encuentra regulado por Parques Nacionales y por Gendarmeria Nacional Argentina.

Es el símbolo de la Provincia del Neuquén, formando su imagen parte principal del escudo provincial y de su himno.

Dado que está rodeado de montañas mucho más bajas que él, es visible desde tan lejos como las cercanías de Zapala y Piedra del Águila, a casi 200 km hacia el Este.

Su nombre es de origen Mapuche. Segun cuentan los habitantes Mapuches de la zona, "Lanín" significa "murió de un atracón". Cuenta la leyenda que el volcán comenzó a entrar en actividad. El hechicero de la comunidad mapuche recomendó un sacrificio humano para aplacar la ira del volcán. Entonces se decidió arrojar a la hija del jefe mapuche (quien era una mujer obesa). Y he aquí que al devorar a la mujer el volcán se acalló, de ahí el origen del nombre.

El Volcán Villarrica (Rucapillán en idioma mapuche, casa del espíritu o del demonio) es el Volcán más activo de Chile, ubicado en los Andes meridionales, y está situado en el Parque Nacional Villarrica. Tiene un rico historial de sus erupciones, registradas por los colonizadores españoles que llegaron a la zona a mediados del el siglo XVI. Las erupciones recientes más importantes ocurrieron en 1948-49, 1963, 1964, 1971 y 1984-85.

 

En abril de 1948 el volcán comenzó a aumentar su actividad, y en octubre hizo crisis con una gran explosión y con la formación de un enorme hongo, a la vez que millones de toneladas de lava comenzaron a bajar invadiendo las quebradas y llegando a los lagos Villarrica (su nivel subió un metro) y Calafquén. Las localidades de Voipir y Molco Alto, donde residían comunidades indígenas, fueron las más afectadas. El refugio del Ski Club, en los faldeos del volcán, fue totalmente arrasado con dos de sus cuidadoras en su interior. Hubo cerca de 100 víctimas, entre muertos y desaparecidos, y otros tantos heridos.

En marzo de 1964, esta vez de manera violenta, el volcán hizo erupción asolando el poblado de Coñaripe. Una avalancha barrió, durante dos horas, casas, hoteles, ganado, sembrados, vehículos y maquinarias de este pueblo de mil habitantes. Sólo dos cadáveres, de las 22 víctimas reportadas, fueron recuperados. Toda la zona de Pucón y Villarrica quedó aislada.

A fines de diciembre de 1971, el volcán Villarrica provocó la peor tragedia en cuanto a víctimas personales de que se tenga registro. Más de 200 muertos y desaparecidos fue la secuela de muerte y destrucción que dejó un torrente de lava de diez metros de espesor y 200 de ancho que bajó hacia el lago Calafquén, arrasando todo a su paso. Pequeños poblados como Coñaripe, Pocura, Traitraico, Quilentué, Llauquén, Chaillupén y parte de Licanray y Llanahue sufrieron sus consecuencias. Pucón y Villarrica fueron invadidos por una nube tóxica que hacía irrespirable el aire. Miles de personas fueron evacuadas.

En 1984, hubo una erupción que incluyó ríos de lava, pero no causó víctimas ni destrucción de bienes. La población de Pucón fue evacuada por prevención, no así la de Villarrica. La última erupción hasta la fecha, en el año 1998, no sobrepasó los límites del cráter y sólo fue visible desde el aire.

En invierno se practica el esquí y el snowboard; En verano el ascenso al cráter y visita a las cuevas volcánicas. El volcán es ascendido hasta su cráter anualmente por miles de andinistas, quienes disfrutan de una excursión de aproximadamente 6 horas, donde se aprecia el paisaje con vista a volcanes como Lanin y el Llaima, y los lagos, Villarrica, Caburgua, Calafquén, entre otros.