VOLCAN ANTISANA, CORDILLERA REAL, ECUADOR

Antisana es un estratovolcán del arco de los Andes. Se sitúa en Ecuador, entre las provincias de Napo y Pichincha. Situado entre los volcanes de Cotopaxi, Chacana, Cayambe, Reventador y Sumaco.

 

El volcán se originó sobre los restos de una antigua caldera volcánica. Actualmente, el volcán lo ocupa casi toda. Es un volcán activo, debido a la actividad de fumarolas, varias aguas termales (Quebrada del Azufre Grande), y varias erupciones pasadas ocurridos durante el s XVIII. Una de estas erupciones, fue lo que ocurrió en 1728 con una erupción parecida al de Santa Helena, es decir, una erupción vertical. A pesar de las fuertes y agresivas erupciones, no hubo muertos, debido a que se sitúa sobre un paramo casi deshabitado y alejado de la civilización. Actualmente, puede ser un riesgo si vuelve a entrar en erupción, ya que esta cubierto siempre de nieve, y puede ocasionar lahares muy fuertes. Podía anegar de agua a Quito, y destruir cosechas cercanas. También ha entrado en erupción, durante la prehistoria muchas veces.

 

Hay muchos flujos de lavas que data entre ciertos años.

 

Erupciones volcánicas

1590 a 1600: Al parecer, una lluvia de ceniza ocurrió en la zona donde está Antisana. No obstante, también pudo ser cosa de Reventador.

1760: Se formó un flujo de lava de 2 km de longitud

1773: Fue una erupción demasiado potente, creándose muchos flujos de lava.

1801: También fue potente. Fue una erupción de tipo estromboliano, que creó también flujos de lava. Se formó un domo en la cima haciendo desaparecer el cráter principal. Ocasionó lluvia de cenizas

 

El volcán de Antisana se sitúa sobre una gran reserva de gran importancia, debido a la rica fauna y flora que abunda. Las aves son las que más abundan, entre ellos, los colibries y frailejones. Tiene un glaciar en su cima. Se accede a su cima desde Quito.

Es el cuarto volcán más alto de Ecuador.