CALDERA DE TABURIENTE, LA PALMA, ISLAS CANARIAS

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, es un área protegida de España, situada en la isla de La Palma, en la Comunidad Autónoma de Canarias. Como el resto del archipiélago es de naturaleza volcánica, pero se distingue por la gran cantidad de recursos hídricos que posee, tanto subterráneos como superficiales.

Fue declarado Parque Nacional en 1954 y Reserva Mundial de la Biosfera en el 2002. Actualmente abarca una superficie de 46,9 km², que junto a la Zona Periférica de Protección comprende 59,56 km²

Se ubica en el centro de la isla coincidiendo con la formación geológica de la Caldera de Taburiente, de 7 km de eje máximo. La depresión que forma la Caldera se encuentra entre los 600 y los 900 metros sobre el nivel del mar, mientras que la crestería que forma el cerco rocoso que la rodea alcanza los 2.424 metros en el punto más alto, el llamado Roque de los Muchachos, lugar en el que se ubica el Observatorio del Roque de los Muchachos.

 

ORIGEN GEOLÓGICO

 

Como todas las calderas y en los volcanes en escudo, su origen está en la existencia de un cráter relativamente extenso con lava muy caliente y, por lo tanto, bastante líquida, que al enfriarse produce rocas basálticas. Las erupciones de las calderas son relativamente tranquilas del tipo hawaiano y la lava suele formar coladas sucesivas que van agrandando el volcán más en superficie que en altura. Pero al irse enfriando relativamente la lava en el cráter puede suceder que el mayor peso de la lava superficial ya solidificada origine la formación de un cono secundario, dentro de la caldera, como en el caso del Teide, o a un lado. En ambos casos, el resultado es el descenso del nivel en el interior del cráter, compensado por el crecimiento del cono volcánico, que al formar un estratovolcán, crece por los materiales volcánicos que va arrojando. En algunas ocasiones, el enfriamiento relativamente rápido de la lava en el cráter da origen a un aumento de presión que puede, a su vez, ocasionar una erupción explosiva. Pero otro proceso evolutivo de una caldera se produce por el derrame rápido de la lava en el interior del cráter. Este derrame puede producirse por una brecha abierta en la pared del cráter, con lo cual se conservan las paredes del cráter original, o por un derrame de lava líquida cuando esa lava abre una brecha en el borde superior, como parece ser el caso de la caldera de Taburiente, y como sucedió en la Caldereta, también en la isla de La Palma. Todos estos procesos en sus distintos estadios de evolución pueden verse en las imágenes de satélite de las islas Galápagos, cuyos volcanes son casi sin excepción en escudo o calderas. La Caldera de Taburiente se formó hace unos 2 millones de años y la erosión fluvial sólo tuvo lugar después de haberse producido el derrame de lava ya que no podría haber ocasionado por sí sola esta enorme cicatriz en la isla. Además, la erosión fluvial hubiera originado una playa por la acumulación de materiales detríticos, cosa que no ocurre con los derrames de lava líquida de grandes proporciones. Por estos motivos se puede ver en el inicio del Barranco de las Angustias que los dos últimos afluentes en las paredes originales de la caldera drenan hacia el centro de la misma, lo que no podría explicarse mediante una erupción explosiva. Tampoco la forma del cauce del Barranco de las Angustias parece confirmar la tesis de una erupción explosiva ya que en este caso, la cicatriz en las paredes del volcán sería más pequeña al principio y mucho más extensa hacia afuera, justo lo contrario de lo que ocurre en este caso. Más bien la breve playa del Puerto de Tazacorte es de origen fluvial y posterior a la formación del Barranco de las Angustias, en cuyo fondo, descubierto en algunos puntos por las aguas fluviales, encontramos rocas netamente basálticas.

El agua constituye una de las bellezas naturales de este Parque Nacional y de este paisaje volcánico: numerosas fuentes brotan, formando al unirse sus corrientes, riachuelos y caprichosas cascadas. Sirva de ejemplo el Salto de la Desfondada tiene una caída de unos 150 m.

En la mayoría de las fuentes encontramos aguas limpias y cristalinas, pero existen también otras alteradas en su composición por gran cantidad de materiales, como las procedentes del Barranco de Almendro Amargo, de un color amarillo rojizo debido a los materiales férricos de la zona. Las dos cuencas hidrológicas principales son las de Taburiente y Almendro Amargo, las cuales confluyen en el punto donde se inicia el Barranco de las Angustias, única salida natural de la Caldera.

Desde el año 1557 hasta hoy la Caldera es propiedad de la Comunidad o Heredad de las Haciendas de Argual y Tazacorte.