LA SOUFRIERE , ISLA GUADALUPE. CARIBE - (FRANCIA)

La Soufrière (francés: "la azufrera"), también conocido como La Grande Soufrière ("la gran azufrera") o La Vieille Dame ("la vieja dama"), es un estratovolcán activo andesítico ubicado en el Parque Nacional de Guadalupe de la isla de Basse Terre, Departamento de Ultramar de la Guadalupe. Forma parte del Arco volcánico de las Antillas Menores.

No debe ser confundido con Soufrière Hills en la isla de Montserrat ni con Soufrière St. Vincent en San Vicente y las Granadinas.

 

Geología:El archipiélago de la Guadalupe está constituido por 9 islas. La de Basse-Terre, en la que se encuentra La Soufrière, es montañosa y está formada por rocas terciarias y cuaternarias.[]

La isla volcánica de Basse-Terre es la suma de siete complejos volcánicos principales. Ellos son, enumerados de más antiguo a más joven: el Complejo Basal, la Cadena del Norte, la Cadena Axial, la Cadena de Bouillante, los Montes Caribes, el Complejo de Trois-Rivières-Madeleine y el Macizo activo de La Grande Découverte-Soufrière. Sumados, forman una masa volcánica de 55 km de longitud y 25 km de ancho orientada en dirección nor-noreste.

 

Formación de los complejos: El vulcanismo de Basse-Terre comenzó hace 3 millones de años con la construcción del Complejo Basal y de la Cadena Norte, en el extremo norte de la isla. Las dataciones radiométricas permiten determinar que todos los demás fenómenos volcánicos ocurrieron en el último millón de años.

En el período comprendido entre 600.000 y 250.000 años existían ya tres complejos activos: la Cadena Axial, la Cadena de Bouillante y los Montes Caribes.

La actividad del complejo La Grande Découverte-Soufrière comenzó hace 200.000 años, y la del de Trois-Rivières-Madeleine hace unos 150.000.

En el estado de nuestros conocimientos actuales, las erupciones de La Soufrière son las más recientes del complejo, y abarcan solamente los últimos 10.000 años.[]

 

Complejo La Grande Découverte-Soufrière : La Soufrière es, por tanto, el volcán más joven de la isla, uno de los más recientes de las Antillas Menores y el único activo de Guadalupe.

No es, entonces, en realidad un volcán en sí mismo, sino parte de un gigantesco complejo volcánico (el citado Macizo de La Grande Découverte-Soufrière) que incluye los volcanes Carmichaël, Nez Cassé, Échelle, Citerne y Madeleine.

La Soufrière es actualmente un volcán de tipo peléano, lo que significa que su lava es muy espesa y que suele hacer erupciones que generan tremendos flujos piroclásticos laterales, fumarolas y fuentes de agua hirviente.

El volcán nació hace 200.000 años con la formación de la Grand Découverte ("la gran descubierta"). A este fenómeno siguió, 100.000 años más tarde, una erupción Plinio que produjo la caldera actual. De su interior comenzó a crecer el volcán Carmichaël.

Hace unos 11.000 años, el edificio volcánico se derrumbó, formando el cráter del Monte Carmichaël y una gran avalancha de escombros. Luego, hace 3.500 años, volvió a ocurrir lo mismo, lo cual creó otra avalancha y la apertura del cráter Amic. Es a expensas de este último que crece el volcán actual.

La mayoría de las erupciones relativamente recientes se originaron en el sistema de fallas y grietas que atraviesan la estructura de noroeste a sudeste y cortan en dos la cumbre y el volcán completo.[]

Los productos y las formas eruptivas resultantes tanto de la actividad subterránea como submarina de los diferentes volcanes y complejos de la isla son muy variables, e incluyen desde coladas de lava en los estratovolcanes hasta la formación de conos de ceniza y domos de lava viscosa, pasando por actividades explosivas y efusivas.[]

Los materiales producidos consisten principalmente en basaltos y dacitas.

Nuevos estudios confirmaron que existen regiones de aguas hidrotemales fósiles en el interior de La Soufrière, y que las formaciones laterales son relativamente estables, aunque yacen sobre una plataforma inclinada, sometida a grandes presiones y fricciones. La roca de la base del domo se encuentra alterada por los flujos hídricos, y esto contribuye a la inestabilidad de ciertas partes de la estructura.

 

Erupciones históricas:Los conocimientos actuales demuestran que la erupción que anteriormente se creía ocurrida en 1440, en realidad se produjo en 1530, 37 años después del descubrimiento de la isla por Cristóbal Colón el 4 de noviembre de 1493. Se trató de un fenómeno freático menor.

Igualmente de naturaleza freática fue la erupción menor de 1690.

Las freáticas de 1797-1798 fueron bastante violentas, para regresar a su naturaleza leve en 1812, 1836-1837 y 1956.

La más intensa de todas fue la producida en 1976-1977

 

Estado actual: La Soufrière permanece en la actualidad en su estado activo, en un modo que se conoce técnicamente como reposo eruptivo.

En 2006 se tomaron mediciones y tomografías geoeléctricas en la cima y las laderas del volcán para construir la primera imagen tridimensional de su estructura interna.[3] Esto confirmó las observaciones anteriores acerca de cómo estaba construida La Soufrière

 

El futuro: Los riesgos que presenta La Soufrière para el futuro son de la misma naturaleza que los del Monte Pelée. Si bien la erupción de 1976 fue bastante benigna —más allá del desastre económico—, sirvió para que el público y los gobernantes tomasen conciencia de la importancia de vigilar a los volcanes.

Gracias a diferentes programas de investigación, se conocen hoy perfectamente los tipos de actividad que ha manifestado La Soufrière a lo largo de las eras. Las diferentes clases de erupciones descritas más arriba han consistido en una sucesión de fenómenos volcánicos que se han repetido en ciclos recurrentes.

En los pasados 10.000 años, las más frecuentes han sido las erupciones de los tipos a), b) y c). Podría, entonces, pensarse que la próxima de La Soufrière será de una de estas tres clases. Sin embargo, la experiencia derivada de la erupción de Soufrière Hills en Montserrat (1995), que se apartó completamente de previsiones basadas en sus comportamientos previos, demuestra que puede esperarse cualquier tipo de fenómeno en cualquier momento, incluyendo explosiones freáticas, creación de domos, desestabilización de flancos, etc.

Incluso en el curso de una misma erupción, pueden sucederse diferentes tipos de actividad,[] por lo que no puede descartarse un futuro evento piroclástico devastador ni una Plinio catastrófica

 

visita a La Soufrière:La Soufrière es la estrella del Parque Nacional de la Guadalupe. A pesar de que el domo ya no está presente, sus numerosos cráteres, las fumarolas y las fuentes de agua hirviendo le confieren un gran atractivo. El cráter sur es, actualmente, uno de los sitios más interesantes de visitar.

Varios caminos perfectamente señalizados conducen a la cumbre del volcán.[]

Partiendo de Pas du Roy, el trayecto hasta la cima dura aproximadamente 1 h 15 min. Se llega al punto de partida por la ruta D11, 5 km a partir de Saint-Claude.

Debe llevarse ropa de lluvia y calzado adecuado. No está permitido ir descalzo ni en sandalias.

Es necesario, para la seguridad del viajero, prestar atención a los carteles que indican emanaciones gaseosas, ya que muchas de ellas consisten en ácidos clorhídrico y sulfhídrico. Todas están bien indicadas y protegidas por barreras que está terminantemente prohibido atravesar.