KAMCHATKA, VOLCANES Y PENINSULA

La península de Kamchatka (en en ruso: Камчатка, a veces transliterado como Kamtchatka) es una península volcánica de 1250 km de longitud situada en Siberia, al este de Rusia y que se interna en el Océano Pacífico. Con una superficie de 472.300 km², la región tiene una población de 402.500 habitantes, esencialmente rusos, con una minoría de koryaks en el norte. La parte volcánica de la península está inscrita en la lista del patrimonio mundial de la Unesco desde 1996. A nivel administrativo la península está constituida por el krai de Kamchatka nacido el 1 de julio de 2007 de la fusión entre el óblast de Kamchatka y el distrito autónomo de Koriakia, aprobada por referéndum organizado en octubre de 2005 entre las poblaciones interesadas.

 

De 1250 km de largo y 450 de ancho, la península del Kamchatka está recorrida por dos cadenas de montañas volcánicas que la hacen muy sensible a los terremotos, como su vecina Sajalín, dañada por un seísmo en la primavera 1995. Separada de Moscú por once zonas horarias, esta gigantesca casi-isla y su capital estuvieron completamente prohibidas a los extranjeros durante cincuenta años, hasta 1990, debido a la presencia de infraestructuras militares ultrasecretas. La península está rodeada por los mares de Ojotsk y de Bering; fue "descubierta" por el explorador danés Vitus Bering en el siglo XVIII. Entre la península y el Océano Pacífico se extiende la Fosa de las Kuriles de una profundidad de 10.500 metros. El clima es frío y húmedo. Al norte, Kamchatka está rodeada por las regiones de Magadán y Chukotka. Los recursos naturales de Kamchatka incluyen el carbón, el oro, el tungsteno, el platino, la mica, la pirita y el gas natural. El río Kamchatka y el valle central, por el cual pasa, están rodeados por grandes cadenas que incluyen alrededor de 160 volcanes de los que 29 están activos. La región está sometida a un gran riesgo sísmico: en la primavera de 2006, un terremoto de 7,9 sobre la escala de Richter afectó al distrito de Koriakie. El seísmo de 1952 había alcanzado una magnitud 9 sobre esta escala. El punto culminante de la península es el Kliuchevskoi de 4.835 m de altura pero la cumbre más impresionante es el volcán Kronotsky, cuyo cono perfecto hace que sea para muchos el más bonito de los volcanes del planeta. Los tres volcanes visibles desde Petropavlovsk de Kamchatka (Koriakski, Avatchinski y Kozielski) son mucho más accesibles.

 

En el centro de Kamchatka, se encontraba hasta hace poco el único valle de géiseres de la unión de la Placa Euroasiática. Este valle, a 4 horas en helicóptero de Petropavlovsk, era la única maravilla natural del Kamchatka accesible a los visitantes. El domingo 3 de junio de 2007 hacia las 14:30 hora local, este famoso valle que formaba parte del patrimonio natural de la humanidad de la Unesco fue dañado seriamente a raíz de un deslizamiento de terreno. [ ]Sobre los siete kilómetros cuadrados de este lugar muy visitado se encontraban 20 grandes géiseres y alrededor de doscientas fuentes de agua caliente y otros fenómenos termales. Tierra joven desde el punto de vista geológico, ya que la península se formó hace menos de un millón de años, por lo que la serie de volcanes del Kamchatka sigue creciendo. Una incesante actividad sísmica nos hace casi asegurar que brutales convulsiones seguirán afectando en un futuro inmediato a esta región.